Dictamen nº 3736 de Contraloría General de la República, de 10 de Febrero de 2020 - Doctrina Administrativa - VLEX 840246949

Dictamen nº 3736 de Contraloría General de la República, de 10 de Febrero de 2020

RESUMEN

DAERO, sobresueldo por especialidad peligrosa o nociva para la salud, imposibilidad percepción dos sobresueldos misma especialidad

 
EXTRACTO GRATUITO

N° 3.736 Fecha: 10-II-2020

Se ha dirigido a esta Contraloría General la Dirección General de Aeronáutica Civil, para solicitar un pronunciamiento que establezca la factibilidad de que sus funcionarios del Servicio Salvamento y Extinción de Incendios que disfrutan del sobresueldo por especialidad peligrosa o nociva para la salud, perciban nuevamente ese estipendio, pues en el ejercicio de sus labores estarían expuestos a niveles de ruido que superarían los límites admisibles por la normativa que se cita.

Por su parte, en una presentación posterior, el señor Ángelo Muñoz Vargas, funcionario de ese órgano y Presidente del Colegio Profesional de Técnicos en Salvamento y Extinción de Incendios de Aeronaves y don Pablo Vidal Rojas, Diputado de la República, efectúan conjuntamente un requerimiento en el mismo sentido.

Al respecto, cabe anotar que el artículo 186, letra k), del decreto con fuerza de ley N° 1, de 1997, del Ministerio de Defensa Nacional, Estatuto del Personal de las Fuerzas Armadas -aplicable en la especie, tal como lo ha informado el dictamen N° 10.170, de 2018, de este origen-, prescribe que el personal afecto a la escala de sueldos de las Fuerzas Armadas, tendrá derecho a percibir un sobresueldo cuando preste sus servicios en especialidades peligrosas o nocivas para la salud, cuyo monto será de un 17% a un 30% sobre el sueldo en posesión, según lo determine el reglamento respectivo.

Ese último ordenamiento se encuentra contenido en el decreto N° 1.027, de 1997, de la misma Secretaría de Estado, Reglamento de Títulos, Especialidades y Desempeño de Actividades con derecho a Sobresueldos en la Fuerza Aérea de Chile, en cuyo artículo 13, punto N° 2, se establece, en lo pertinente, que el personal que se desempeñe permanentemente en las actividades que indica, consideradas peligrosas para la salud, percibirá un sobresueldo de un 30% y en el caso de actividades estimadas como nocivas, este emolumento será de un 25%.

En este sentido, es dable hacer presente, acorde con lo sostenido en los dictámenes Nos 80.388, de 2010 y 10.170, de 2018, entre otros, que el beneficio en estudio tiene por finalidad compensar al funcionario por el riesgo eventual que corre su salud en el desarrollo de determinadas actividades que puedan resultar perjudiciales, por lo que su procedencia no proviene del lugar en que desempeña sus funciones, sino que de las características del trabajo realizado, correspondiéndole a la Administración activa verificar la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA