Dictamen nº 25547 de Contraloría General de la República, de 25 de Septiembre de 2019 - Doctrina Administrativa - VLEX 816936953

Dictamen nº 25547 de Contraloría General de la República, de 25 de Septiembre de 2019

RESUMEN

Servidores suspendidos preventivamente en un sumario administrativo no pierden su condición de empleados. Infracción atribuida a la interesada se encuentra acreditada.

 
EXTRACTO GRATUITO

Nº 25.547 Fecha: 25-IX-2019Se ha dirigido a esta Contraloría General el señor Claudio Cofré Soto, abogado, en representación de doña KIP, funcionaria de la Policía de Investigaciones de Chile, para impugnar la sanción de amonestación severa que, de propia iniciativa, se le impuso a su representada, pues se encontraba suspendida de funciones.En su informe, esa institución policial señaló que tal sanción se le aplicó a la interesada por no cumplir con la orden impartida por su superior, de informar cada concurrencia a tribunales, respecto de la causa RIT 171-2018, del Juzgado de Garantía de Valparaíso, en la que la señora KIP figuraba como imputada por el delito que menciona, pues no comunicó la inasistencia a la audiencia de juicio simplificado fijada para el día 20 de febrero de 2018.Sobre el particular, cabe señalar, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 8º y 22 del decreto Nº 40, de 1981, del Ministerio de Defensa Nacional, Reglamento de Disciplina, que los jefes y oficiales que tengan facultad para aplicar medidas disciplinarias, podrán imponer a sus subalternos de propia iniciativa, sin necesidad de sumario administrativo ni investigación sumaria, las sanciones de amonestación simple, amonestación severa y permanencia en el cuartel, cuando las faltas estén claramente establecidas o aparezcan de manifiesto en antecedentes fidedignos, tal como ha sido reconocido en el dictamen Nº 16.884, de 2011, de este origen.Luego, resulta útil recordar que la señora KIP fue sancionada por infringir el artículo 6º, Nº 2, letra b) y Nº 3, letra a), del Reglamento de Disciplina, pues se estimó que no cumplió con la orden que le impartió la jefa subrogante de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores Metropolitana de mantener informado al mando de esa unidad, de cada concurrencia a tribunales en la causa en que figuraba como imputada.Al respecto, cabe anotar que el artículo 2º del citado reglamento indica que ordenar es mandar a subalternos para que ejecuten ciertos actos o cumplan determinadas instrucciones, agregando su inciso segundo que estas órdenes pueden ser verbales o escritas.Por su parte, el artículo 4º de esa normativa prescribe que el funcionario que reciba una orden competente tiene el deber de cumplirla, pero si la estimare ilegal o antirreglamentaria deberá representarla por escrito, en forma respetuosa, si el superior insiste, también por...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA